LinkedIn y la publicontratación de las traducciones: una respuesta a la opinión de Globlal Watchtower

En la bitácora de Common Sense Advisory – Global Watchtower - han publicado una opinión acera del debate sobre LinkedIn y las traducciones publicontratadas, pero bien me temo que no estoy de acuerdo con algunos de sus puntos.

LinkedIn y la publicontratación de las traducciones: una respuesta a la opinión de Globlal Watchtower

A la declaración de CSA que “la mayoría de los profesionales de los idiomas no entienden el CT3 (siglas en inglés para la colaboración, la comunidad y la publicontratación (‘crowdsourcing‘, en inglés)), diría que los traductores profesionales son más que capaces de entender los conceptos del llamado CT3 y que hasta pueden hacerse una idea de sus ventajas pero eso no era, para mal de todos quizás, lo que LinkedIn proponía en este caso.

La propuesta de LinkedIn a los traductores profesionales el otro día no fue: “¿Quieres participar en un proyecto controlado de CT3 y corregir/controlar/supervisar la traducción de la interfaz de usuarios, un proyecto profesional para el que te recompensaremos bien y al cual esperamos que aportes una actitud en todo momento profesional?

No, la pregunta de LinkedIn fue: “¿Qué tipo de incentivo esperarías por traducir la página web de LinkedIn?” (gracias a @morrick para la toma de pantalla).

De nuevo, no creo que nadie le esté quitando el derecho ni a LinkedIn ni a ninguna otra empresa de hacer las preguntas que les parezcan oportunas o de gestionar su empresa de la manera que quieran.

Los novatos en todos los sectores son aprovechados pero la mayoría de las personas que han participado en este debate de momento son traductores profesionales con muchos años de experiencia; un grupo a quien, según mi parecer, no le faltan clientes que sí respetan el valor de su trabajo y que vuelven a contactar con ellos para el siguiente proyecto.

Es precisamente el hecho de que LinkedIn (en esta instancia) haya conseguido enfadar a tal grupo (a quienes normalmente les daría totalmente igual) que es destacable.

Los traductores realmente profesionales son muy capaces de asesorar a sus clientes sobre el contexto y los temas de matices culturales: lo han hecho todos los días durante años con sus clientes actuales. En los distintos debates esta semana, muchos también han intentado deshacernos de la noción de que los proyectos de traducción colectivos son más rápidos sólo porque hay más personas traduciendo los textos.

Por último, repetir que ‘ahorrar costes no es una motivación’ no hace que sea verdad. ¿Por qué? ¿Porque así se lo dijeron las empresas al investigador?

Incluso si de verdad no fuera la motivación principal, estoy seguro de que sería un efecto secundario bienvenido, e incluso CSA dice que: “La verdad es que cuesta dinero gestionar el trabajo, independientemente de si los trabajadores son voluntarios o remunerados.

Puede que los gastos de gestión sean los mismos (o parecidos), pero por definición no tienes que pagar a los voluntarios, lo que implica que tienes un ahorro (importante) en los costes.

Me gustaría leer una explicación de la metodología utilizada por CSA para llegar a tan amplia conclusión sobre los motivos económicos de las empresas con ánimo de lucro; yo todavía no he encontrado ninguna a quien no le interesa de alguna manera gastar menos y así debe ser porque todas las empresas deben realizar un beneficio.

Creo que de momento debemos reservarnos sobre tales afirmaciones de una organización que invita a las empresas abiertamente a enviarles las notas de prensa para publicarlas y comentarlas.

Las preguntas que los traductores profesionales de todo el mundo han hecho y el debate informado que ha tenido lugar esta semana contienen pensamientos valiosos y válidos basados en años de experiencia y cientos o miles de proyectos de comunicación internacional reales que todas las empresas harían bien en tener en cuenta.

Clasificar a un grupo entero de profesionales experimentados como unos llorones cautos que no saben valorarse ni entender los avances en la comunicación y la tecnología globales cuando trabajan todos los días con esos temas es cuanto menos condescendiente.