Espejos decorativos

Muchos de nosotros jamás nos acostumbraríamos a vivir sin la presencia de espejos, y es que este tipo de superficies que reflejan la realidad son toda una necesidad que va algo más allá de la simple estética.

Por ese motivo, en cualquier hogar que se precie siempre podemos encontrar espejos decorativos, en prácticamente cualquier estancia, aparte de por su utilidad, por ser todo un básico dentro de la decoración de interiores.

Espejo decorativo

>Este tipo de superficies se encargan de dotar más luz a las habitaciones, reflejando la realidad a través de su superficie y ayudando a crear la ilusión de que se amplía el espacio y es que según el uso con el que dotemos al espejo, podremos generar más amplitud, profundidad, luminosidad, o continuidad dentro de la habitación.

Espejos para ampliar la estancia

Si lo que queremos es ampliar la ilusión de tamaño de un espacio pequeño, tan solo necesitaremos seguir una pequeña regla básica: incluir un espejo de gran tamaño, de manera que refleje luz, o elementos decorativos, resultando de esta manera ideales para habitaciones con poca profundidad, dado que de esta manera conseguiremos “duplicar” el tamaño de una habitación de pequeño tamaño.

Un espejo mejora la habitación

Si colocamos un espejo delante de una puerta de manera que al abrirla refleje luz u otra habitación ganaremos en sensación espacial. Si colocamos un espejo delante de una ventana, conseguiremos trasladar hasta la estancia el paisaje que se encuentra en el exterior, con lo que expandiremos la presencia de la luz natural con una sensación de espacio abierto.

Otra consejo reside en expandir el espacio de manera visual, para lo que tendremos que color el espejo frente a una pared (la cual debe estar siempre decorada para evitar una sensación fría y poco acogedora).

Un lugar donde no se suelen colocar espejos y estos resultan muy útiles es en los pasillos de las viviendas, ya que de esta manera podremos alargar y ensanchar el espacio, que en este tipo de estancias tiende a ser más bien de reducido tamaño.

Las formas y acabados de los espejos

Además, no debemos olvidar que las características de un espejo no importan, ya que tanto el acabado como la forma tienen una relevancia clave. Un espejo que no tenga molduras conseguirá agrandar más la estancia, de una manera más impactante y directa.

Por último cabe mencionar que no debemos incurrir en el abuso de los espejos, ya que si por ejemplo colocamos uno en dos paredes enfrentadas, lo único que conseguiríamos sería un ambiente demasiado cargado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *